El pasado lunes 11 de octubre, una densa columna de humo negro fue visible desde distintas partes de la ciudad, mientras los carros del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa se desplazaban al lugar del incendio, el que se registró en el sector industrial de la comuna de Macul, en las intersecciones de Avenida Marathon y Escuela Agrícola.

Entre los lugares siniestrados se encontraban importadoras y fábricas en las que se almacenaban materiales altamente combustibles que provocaron la rápida propagación del fuego. La zona fue evacuada en precaución por el humo tóxico emanado de este incendio. Sin embargo, transcurridas las horas, lamentablemente se confirmó la muerte de uno de los trabajadores en uno de los recintos afectados.

En el lugar trabajaron todas la Compañías del Cuerpos de Bomberos de Ñuñoa y se contó con el apoyo de diversas unidades de la Región Metropolitana.

En tanto nuestra Compañía trabajó con su unidad especializada en grandes incendios “BH-4”, en el control de la propagación hacia bodega y viviendas colindantes, con el uso de su brazo articulado y pitón monitor robotizado. Labor que se extendió hasta altas horas de la madrugada, mientras que nuestro carro de especialidad en materiales peligrosos “H-4” trabajó en funciones propias de la especialidad.